Saltar al contenido

Cómo limpiar almohadas de viscolatex

En Jergones.es acostumbramos a insistir en la relevancia de un óptimo colchón que cubra nuestras pretensiones. Pero, para tener un óptimo reposo, el colchón debe ir a través de su inseparable compañera, la almohada. En el articulo de el día de hoy vamos a hablar de ellos, y especialmente de los fabricados con viscoelástica, observaremos de qué manera cuidarlos y limpiarlos a fin de que se contengan en perfectas condiciones a lo largo de mucho más tiempo. Vamos a hablar del cuidado y limpieza de las almohadas viscoelásticas.

De qué manera lavar las almohadas viscoelásticas

Sostener la almohada limpia es primordial para nuestro bienestar. La almohada está en contacto con nuestra cabeza y amontona restos de sudor, polvo, ácaros y humedad. Es conveniente adecentar la almohada, con independencia del tipo, cuando menos una vez por mes.

El paso inicial a tener en consideración es usar siempre y en todo momento una funda protectora para la almohada. Estas fundas se tienen la posibilidad de lavar sin inconvenientes en la lavadora y te asistirán a sostener la almohada limpia y en buen estado a lo largo de mucho más tiempo. Además de esto, evitarán la aparición de máculas amarillas.

¿De qué forma lavar una almohada viscoelástica pasito a pasito?

Para lavar la almohada viscoelástica -o colchón viscoelástico- primero quita la funda de la almohada y lávala como señala la etiqueta -comunmente puedes llevarlo a cabo con el resto de la ropa blanca en la lavadora-.

Humedece un paño con agua no muy caliente y algo de detergente despacio. Resfrege delicadamente la mácula con un movimiento circular. No use mucha agua. Ve a secar los restos de espuma con una toallita, entonces enjuaga la toallita y quita el jabón del colchón o almohada.

También te puede interesar  Cómo limpiar el acero cromado

¿De qué manera lavar las almohadas viscoelásticas? Consejos

Seguramente tu primer instinto es lavar la almohada viscoelástica en la lavadora. ¡fallo! La viscoelástica es un material muy particular con efecto memoria que, si se lava a máquina, puede perder sus características. Primeramente, cerciórate de que la almohada se logre lavar, puesto que existen algunas que no lo dejan.

Conque si deseas lavar tu almohada pero no deseas estropearla, mantenla fuera de la lavadora y prosigue estos consejos:

¿Lavar una almohada viscoelástica?

Charlamos de la funda, que debemos lavar de manera frecuente. Y, no obstante, encima de esa cubierta, acostumbramos a añadir otra cubierta. El del grupo nórdico o el de las sábanas. Por este motivo, la funda de las sábanas puede lavarse mucho más con frecuencia, pero no debemos olvidarnos de la funda interior, que cubre y resguarda de manera directa la almohada.

Configuración