Saltar al contenido

Cómo limpiar el mármol de una sepultura

En nuestro articulo de el día de hoy en El Marmolista, buscador experto en mármol de La capital de españa, vamos a tocar un tema especial pero indispensable. La desaparición de alguien que lo sufre es un instante traumático y un duro golpe del que es bien difícil volver como estaba. Tras el desarrollo de desafío, ir al cementerio pertence a las acciones mucho más recurrentes para rememorar a quien nos queda. Si bien absolutamente nadie desea tener que llevar a cabo esto, en el momento en que el difunto fué sepultado y protegido por una lápida de mármol, esta lápida debe sostenerse en buen estado. Hay ciudades donde aun hay cementerios y lápidas de mármol (no en La capital de españa, por servirnos de un ejemplo, sino más bien en ciudades francesas o británicas) que son atractivos turísticos y son visitados por cantidad considerable de turistas. En las próximas líneas vamos a explicar de qué forma limpiarlos y sostenerlos, a fin de que el último recuerdo de la persona esté siempre y en todo momento en buen estado, y tengamos la posibilidad ir allí a rendirle nuestros últimos respetos.

Antes de ingresar en datos, no obstante, ten en cuenta que el mármol es un material muy duradero y fuerte y, por consiguiente, se puede usar para lápidas de exterior. Resistirán al mal tiempo y al paso de los años. Además de esto, dejan grabar en ellas toda clase de inscripciones. Comúnmente: nombre, fecha y rincón de nacimiento, fecha y sitio de defunción y alguna oración para rememorar a familiares y/o amigos mucho más próximos.

¿Qué requerimos adecentar?

Para sostener una lápida no requerimos un enorme desembolso de dinero. Los próximos modelos se usarán para adecentar un nicho o lápida:

  • Agua
  • Alcohol
  • Botella de aerosol
  • ) cepillo

  • Cepillo de dientes
  • Esponjas

¿Cuál es el contenido de mi lápida?

La primera cosa que debemos entender es de qué material está llevada a cabo nuestra lápida. En este sentido disponemos tres opciones primordiales, el grano, pulimentado o no, el mármol y el acero inoxidable. Anteriormente el mármol era el rey de los cementerios, pero actualmente, y debido al precio de este material, es mucho más frecuente ver otros materiales como el grano. Vamos a describir una a una las operaciones que debemos efectuar para adecentar y preservar apropiadamente la lápida. Primeramente vamos a hablar del grano por el hecho de que es el más habitual, si bien hay que distinguir si está pulimentado o no por el hecho de que su limpieza es diferente.

La primera cosa que hay que llevar a cabo, y esto aplica para cualquier área, es usar un harapo seco, cepillo o cepillo. Con esta herramienta limpiaremos toda la área de la lápida. Hacemos esto para remover el polvo de la área, banda ancha o algún otro elemento. Si no lo hacemos de esta forma, en el momento en que pasemos al siguiente paso y humedezcamos la lápida, conseguiremos una capacitación de barro que va a impedir una adecuada limpieza, haciéndola mucho más dificultosa.

También te puede interesar  Cómo limpiar un piercing recien hecho
Configuración