Saltar al contenido

Cómo limpiar guantes de boxeo

Si bien hay diferencias entre los guantes de MMA y los de boxeo, para limpiarlos hay que continuar exactamente los mismos pasos, en tanto que el mal fragancia se crea por exactamente el mismo fenómeno y por el hecho de que los materiales son exactamente los mismos normales. ¡Empecemos el pasito a pasito!

El paso inicial es sacar los guantes de la bolsa donde los guardas (naturalmente) pero la iniciativa es que lo hagas tan rápido como llegues a casa tras ponértelos, a fin de que estén expuesto al aire natural y seco antes.

De qué manera eliminar el mal fragancia de los guantes de boxeo

En el momento en que haces un entrenamiento profundo, como es lógico el aparato que empleas se llena de sudor. Por poner un ejemplo, si haces una sesión extendida de KickBoxing, el sudor va a llegar al interior de tus guantes. Si no las limpias tras cada sesión, transcurrido un tiempo las bacterias del sudor van a hacer lo propio y comenzarán a dejar caer un fragancia desapacible.

Para eludir esto, la mejor arma es limpiarlos toda vez que los emplees o con cierta frecuencia. Pero, si no tienes la práctica de adecentar tus guantes de boxeo con frecuencia y ahora tiene mal fragancia, resulta conveniente procurar destruirlo.

¿De qué forma adecentar tus guantes de boxeo?

Ciertos púgiles tienden a completar sus guantes con todo cuanto tienen la posibilidad de para ventilarlos, si bien ciertos comentan que tienes que utilizar guantes para perros puesto que están diseñados particularmente para impedir el desarrollo bacteriano y alargar la vida útil de los guantes de boxeo. Si no está familiarizado con los perros de guantes, son unos cuantos bolsas de algodón repletas de virutas de cedro que extraen bacterias del interior de los guantes de boxeo.

También te puede interesar  Cómo limpiar un pulpo para cocerlo

Prácticamente cualquier cosa puede emplearse como guante de improvisación canina. Ciertos púgiles aconsejan completar los guantes con papel periódico, al tiempo que otros aconsejan utilizar una barra de jabón. Ciertos aun emplean sus calcetines rellenos con virutas de cedro o toallitas para secadora.

– Lávate las manos

Seguramente no lo habías planeado, pero inmediatamente antes de ponerte los guantes, lávate las manos con agua y jabón y sécalas bien.

Vendarse siempre y en todo momento las manos para eludir el contacto directo con el interior del guante. Así, una gran parte del sudor va a ser absorbido por los propios vendajes y el interior de los guantes va a quedar mucho más limpio. Es esencial que mantengas los vendajes limpios y que no cojan pésimos fragancias.

Lava tus guantes con un paño húmedo

Tras la sesión de boxeo, limpia el interior y el exterior de tus guantes con un paño húmedo. Tienes que cerciorarte de que el paño esté absolutamente escurrido en el momento en que pases por el interior, pues la humedad producirá ese fragancia desapacible que deseamos eludir.

No almacenes los guantes tras lavarlos, afloja el cierre y déjalos secar en una ventana o cualquier espacio ventilado, pero no en contacto directo con los fotones del sol, puesto que esto dañaría los materiales que los conforman. . abandonar.

Configuración