Saltar al contenido

Cómo limpiar la plantilla de las sandalias

A lo largo de este verano es esencial, de la misma nuestros pies, sostener el buen estado y aspecto de nuestras sandalias y zapatos de verano. Por este motivo, en Tarrago garantizamos un producto en especial desarrollado para adecentar las máculas mucho más resistentes de las sandalias y sus plantillas. Limpia de forma eficaz sin dañar la textura original y sin mudar los tonos de cuero, gamuza, nubuck, lona, ​​textil, nailon y caucho.

¿De qué forma adecentar el interior de los zapatos?

Las suelas de los zapatos son las mucho más expuestas a la mugre, que llevamos descalzos en primavera y verano. El polvo y la mugre amontonados en los pies se emiten de manera fácil al interior del zapato y dejan huellas. ¿De qué forma limpiaré las plantillas de mis zapatos? En estos materiales, la mugre se puede eliminar de manera fácil con una pequeña proporción de agua y jabón de caimán.

Es un tanto mucho más bien difícil con plantillas de cuero pues no les agrada el agua. ¡Lo destacado es limpiarlos con un paño levemente húmedo, sin mojarlos de manera directa con agua! Si sus plantillas de cuero están muy descuidadas, lo destacado es reemplazarlas. La opción mejor son los materiales naturales donde el pie suda menos. Si escoges esos con carbón habilitado, se evitará el avance activo de bacterias y hongos en tu zapato. Recuerde, no obstante, sustituir los neumáticos interiores de forma regular tan rápido como empiecen los primeros signos de desgaste.

¿De qué manera adecentar la suela de las sandalias?

Aparte de adecentar las suelas de las sandalias, asimismo es esencial sostener limpias las suelas para eludir resbalones y accidentes. Ahora, le exponemos de qué manera puede adecentar las suelas de sus sandalias de forma eficaz:

  • Empieze por remover cualquier resto de mugre o restos de las suelas de sus sandalias con un cepillo de cerdas duras. Puede agrupar los neumáticos para menear cualquier mugre agregada.
  • Ahora, humecta una esponja o paño con agua no muy caliente y añade algo de jabón despacio. Resfrege la esponja sobre las suelas de las sandalias, asegurándose de contemplar toda la área de la suela de la sandalia. Preste particular atención a cualquier área especialmente sucia o manchada.
  • Si quedan restos o máculas bien difíciles en las suelas de tus sandalias, puedes emplear una solución de vinagre y agua para quitarlas. Sencillamente revuelva partes iguales de agua y vinagre blanco en un tazón y sumerja una esponja en la solución. Resfrege la esponja sobre las suelas de las sandalias hasta el momento en que desaparezcan las máculas o los restos.
  • Cuando hayas limpiado las suelas de las sandalias, enjuágalas con agua no muy caliente para remover cualquier resto de detergente o vinagre. Asegúrese de remover todo el detergente o el vinagre para eludir que la mugre vuelva a las llantas.
  • Seca absolutamente las suelas de las sandalias antes de regresar a utilizarlas. Puede ponerlos en un espacio fresco y seco para apresurar el desarrollo de secado.
También te puede interesar  Cómo limpiar un colchon a fondo

Paso 3: Limpia la plantilla delicadamente

Existen muchas formas de adecentar las plantillas de cuero. Los más destacados métodos son utilizar jabón para sillas de montar o una mezcla de agua y vinagre. El jabón para sillas de montar no solo es bueno para adecentar, sino más bien asimismo para acondicionar las plantillas de cuero.

Pone las plantillas en múltiples hojas de periódico.

utiliza vinagre

En el momento en que hayas limpiado el polvo, puedes emplear agua y vinagre para adecentar las plantillas de cuero siguiendo el próximo desarrollo:

  • Mezcla proporciones iguales de vinagre y agua.
  • Añade un paño húmedo a la mezcla que hiciste
  • Limpia toda la plantilla de piel fregando delicadamente
  • Limpia las plantillas de piel con un paño seco y déjalas secar de una rincón fresco, preferentemente a lo largo de la noche.
  • Cuando las plantillas estén secas, aplica algo de acondicionador para cuero. Coloque el acondicionador de cuero a un harapo o paño limpio y seco y frótelo de forma lenta con movimientos circulares.
  • Adecentar el adaptador con una sartén o harapo y dejar secar la plantilla de piel
Configuración