Saltar al contenido

Cómo limpiar la plata en casa facilmente

La plata es un material noble usado en joyería, que se oxida al tomar contacto con otras substancias o con el azufre del ámbito. Existen varios componentes que hacen que esta oxidación sea mucho más rápida.

De qué manera adecentar joyas de plata y bisutería

Las joyas de plata y bisutería son productos muy frágiles, que tienen que limpiarse con bastante precaución para hacerles daño Para limpiarlas, primero forramos el fondo de un envase (taza o bol) con papel de aluminio, entonces agregamos un tazón de agua ardiente y 2 medidas de cuchara de bicarbonato, metemos las joyas y las dejamos en remojo entre 2 y 5 minutos. . , Revuelve con un cepillo de dientes o cuchara de madera, extráelos, enjuágalos con agua fría y sécalos con papel de cocina, un paño limpio o déjalos secar al aire. En vez de bicarbonato de sodio, se puede emplear sal de mesa. Otra alternativa es utilizar pasta dentífrica sobre la área, dejar secar y después sacar con un paño seco y pulimentar.

Procedimiento 5: limpieza con soda y agua

Diluir 1-2 medidas de cuchara de soda y 500 ml de agua en un cazo. Póngalo al fuego y en el momento en que el agua esté hirviendo, sumerja el dinero y un trozo de papel de aluminio común en él. Tras diez-15 minutos, el dinero relucirá como nuevo. Y puede remojar los modelos en una solución de soda a lo largo de múltiples minutos y después limpiarlos con un paño despacio.

Para adecentar las cosas, coloca papel de aluminio y un trozo de plata en el fondo de la sartén. Hervir agua y sumarle bicarbonato de sodio o carbonato de sodio por 1 litro de agua 50 g. soda Espere a que la mezcla hierva a fuego retardado y llene los elementos de plata con esta solución. . Mientras que cortamos 2 limones y los escurrimos en un vaso. En el momento en que el agua esté hirviendo, agregamos un tanto mucho más el jugo de limón y removemos con un elemento no metálico, en tanto que podríamos rayar las joyas.

También te puede interesar  Cómo limpiar el oro con bicarbonato

Apaga el fuego y deja descansar unos diez minutos. Entonces las sacamos, aclaramos en abudancia con agua hasta el momento en que enfríen y frotamos con un paño seco.

¿Qué tienes que llevar a cabo?

  • Añade de a poco el bicarbonato de sodio al vinagre blanco (apreciarás que se está pelando).
  • Una vez diluido todo, sumerge los elementos de plata o frota el producto con el apoyo de un paño limpio.
  • Finalizar puliendo con un paño seco y, si es requisito, reiterar el desarrollo.
Configuración