Saltar al contenido

Cómo limpiar lapidas de marmol

Así sea mármol o grano, la primera cosa que hay que realizar antes de adecentar las lápidas es medir lo descuidadas que están. En la situacion de polvo, mugre y/o líneas enormes, es buena iniciativa limpiarlo con un paño seco o un cepillo para remover los restos que podrían hacer barro si se vuelca agua de manera directa sobre él y complicar su limpieza. Hecho esto, el lavado va a ser diferente según el material.

Hombre limpiando una lápida | eternalia.es

Mármol

Llegamos al rey de los cementerios, el mucho más muy elegante y noble de los elementos Tombstone. El mármol no requiere un régimen muy particular, pero en el momento en que se limpia se hace intensamente.

Primero, como es frecuente, remover cualquier resto de polvo u otro resto seco que tengamos la posibilidad remover antes de humectar. En el momento en que se hace esto, la opción más habitual y práctica es adecentar con agua y jabón. Vamos a usar exactamente el mismo trámite para el grano pulimentado. Humedece bien la lápida y después con agua saponácea tibia, limpia bien la lápida fregando enérgicamente.Aparte de ser enérgico, has de ser tolerante y cuidadoso. En el final aclaramos. En caso de que apreciemos que hay un raspón en la área, la limpieza puede no ser bastante. Lo destacado es reiterar el desarrollo para finiquitar. El mármol no hay que dejar secar al aire, y en el momento en que acabemos de adecentar con jabón es primordial secarlo con una gamuza seca para hallar la luz que tiene el mármol.

También te puede interesar  Cómo limpiar conductos de aire acondicionado
Configuración