Saltar al contenido

Cómo limpiar las amigdalas para evitar el mal aliento

¿Qué son los cálculos amigdalinos?

Las amigdalitis son pequeñas piedras duras, generalmente conocidas como piedras o cálculos amigdalinos, que tienen la posibilidad de ser de color blanco o amarillo, y de distintas tamaños. En el momento en que son pequeños, semejan granos de arroz, pero tienen la posibilidad de lograr el tamaño de una uva.

Causas del mal aliento o halitosis

  • Acumulación de placa bacteriana en la lengua: Perjudica al 41% de las situaciones de mal aliento.
  • Caries, gingivitis y periodontitis.
  • Boca seca, úlceras, aftas y flemones.
  • Consumo de bebidas como alcohol, café, té.
  • El hábito de fumar.
  • Consumo de alimentos picantes o muy adobados, ajo, cebolla…

¿Qué son los amigdalitos y por qué razón se muestran?

Este es un inconveniente que se ve en las amígdalas gracias a una presencia altísima de microorganismos en tu cavidad oral. Esto es, son muchos de piedras que generan distintos patógenos y, a veces, asimismo por medio de restos de comida.

Su fachada recuerda a pequeñas piedras blancas, como granos de arroz.

Remarcar la higiene bucal

Indudablemente, unos buenos hábitos de higiene bucal juegan un papel esencial en la prevención de los cálculos amigdalinos. El cepillado y la utilización de hilo dental te deja remover bacterias y restos de comida que tienen la posibilidad de perjudicar la aparición de este inconveniente.

En una publicación de Mayo Clinic, la otorrinolaringóloga Ann Bell sugiere cepillarse los dientes tras cada comida. Asimismo relata la relevancia de cepillarse la lengua, utilizar hilo dental y complementar con enjuagues bucales sin alcohol.

Limpieza día tras día de amígdalas

Una vez reconocido el inconveniente, es esencial comenzar la limpieza día tras día de amígdalas. Esto se puede llevar a cabo utilizando un cepillo de dientes despacio o un cepillo particular para amígdalas, desarrollado para adecentar el área de forma segura y eficaz. El cepillado ha de ser despacio para eludir dañar las amígdalas, pero estable para remover la acumulación de bacterias. Además de esto, la limpieza debe efectuarse tras cada comida para asegurar una aceptable salud bucal.

También te puede interesar  Cómo limpiar el tubo de la aspiradora

Una causa común del mal aliento es la boca seca. Esto se origina por que la saliva es una sección esencial de la higiene bucal y contribuye a matar las bacterias que ocasionan el mal aliento. De ahí que, para eludir la boca seca, es esencial tomar mucha agua a lo largo del día. Además de esto, hay algunos modelos en el mercado que asisten a sostener la boca húmeda, como los enjuagues bucales que poseen saborizantes y agentes humectantes para impedir el mal aliento.

Configuración