Saltar al contenido

Cómo limpiar las perlas amarillentas

Católico Ronaldo aumentó su historia de historia legendaria tras transformarse en el primer futbolista de la historia en lograr los 200 partidos con su aparato. El astro portugués fue titular con Portugal en la cuarta día de la etapa de clasificación para la Eurocopa 2024 frente Islandia.

Antes que comenzara el partido, Católico recibió el premio Guinness Record en el césped de Reykjavík tras disputar 200 partidos con la selección portuguesa, transformándose en el primer futbolista en poder esta cantidad histórica.

Artículos para adecentar perlas

Aparte de todo lo previo, hay que tomar en consideración una cosa: jamás debemos utilizar sobre las perlas líquidos limpiadores comerciales para joyería. La alta proporción de amoníaco puede dañarlos. Asimismo debemos eludir aplicarles alcohol, por su capacidad abrasivo.

Un paño de algodón húmedo, como se ha sugerido antes, por su suavidad es lo más conveniente en el momento de adecentar las perlas. Los cepillos o esponjas terminantemente los dañarán.

Restaura la luz de tus perlas amarillas: los más destacados trucos

¿Tus perlas pierden brillo y se vuelven amarillas? Deja de preocuparte, existen muchas formas de recobrar tu hermosura. En el presente artículo te mostramos los más destacados trucos para devolver la luz a tus perlas.

Antes de comenzar cualquier régimen, es esencial rememorar que las perlas son muy sensibles y frágiles. Por ende, es requisito manipularlos de forma cuidadosa para eludir daños.

Paso 1: Limpieza de las perlas

Este desarrollo radica en limpiarlas primero con agua no muy caliente y un paño despacio. Ahora, prepare una mezcla de agua no muy caliente y jabón despacio para platos. Remoje el paño despacio en el agua saponácea y resfrege delicadamente la perla. Impide desplazar o sumergir las perlas en agua, puesto que esto debilitará el hilo de seda que se emplea para enhebrar las perlas.

También te puede interesar  Cómo limpiar el turbo del coche

La limpieza de perlas suprime la mugre o los aceites de la área de la perla. Tras frotarlos, enjuáguelos bien con agua limpia y fría y séquelos bien con un algodón limpio.

Configuración