Saltar al contenido

Cómo limpiar los esparragos trigueros

En el momento en que los compremos, los espárragos tienen que tener un color vivo, ser duros al tacto y las puntas bien cerradas. Los espárragos comienzan a amargarse en relación se cosechan, en lo posible es preferible escoger los que se cultivan en tu región o cuando menos en el campo, y comerlos veloz.

A fin de que se preserven frescas hasta su consumo, las debemos meter en el frigorífico, sumergidas en agua tal y como si fuesen un ramo de flores: con un cuchillo bien afilado cortamos la última parte que está mucho más dura y ponemos en un vaso prominente o florero con agua fría. Para eludir que se sequen las puntas, las tapamos con una bolsa de plástico a fin de que no entren en contacto con el aire, que las seca.

Elementos:

Configuración