Saltar al contenido

Cómo limpiar puertas de madera lacadas en blanco

Las puertas lacadas necesitan un régimen de limpieza diferente al de las puertas más habituales. Eso no significa que sea una labor mucho más dificultosa.

En verdad, la contrariedad o característica primordial es que hay que cuidarlos de una manera mucho más fácil por el hecho de que son blancos. Todos entendemos que todo lo blanco es mucho más predispuesto a mancharse o enseñar mugre.

Limpieza básica con jabón neutro

Si pretendes llevar a cabo limpiezas periódicas y no notas máculas muy resistentes de grasa o algún otro género de mugre, es la opción mejor no evites los abrasivos . limpiadores y decantarse por jabones de pH neutro. El procedimiento es sencillísimo y es suficiente con tener a mano un paño despacio y proseguir estos pasos:

  1. Llena un envase con agua no muy caliente y un chorrito de jabón neutro.
  2. Humedece el paño (preferentemente blanco) en el agua saponácea y frota toda la área de la puerta.
  3. Aclara con otro paño de microfibra húmedo, pero solo con agua limpia para remover la mugre del jabón.
  4. Al finalizar, seca con una toalla.

De qué manera Adecentar Puertas Lacadas Blancas de Máculas Descuidadas

El tiempo y la utilización incesante tienen la posibilidad de estar tras este inconveniente, que provoca que el blanco limpio se desvanezca y se desvanezca. Tengo la intención de darle ciertos avisos y trucos para adecentar puertas blancas. Para un cuidado regular, es suficiente con utilizar un plumero, un harapo o un aspirador manual una vez por semana, tanto en el marco como en la puerta. Ocasionalmente, y si la puerta no está suficientemente sucia o tiene máculas bien difíciles, vas a deber emplear agua no muy caliente y jabón neutro con un paño. Recuerde asimismo secar la puerta tras limpiarla con otro paño de microfibra seco.

También te puede interesar  Cómo limpiar la moqueta del suelo del coche

Pero finalmente va a durar un tanto mucho más si lo cuidas y lo limpias. Y ciertos de ellos son los marcos de las puertas, lo creas o no muy precisos de sostener. Y en el caso de que la mugre prosiga sin salir, emplea el próximo truco que te aconsejamos.

Paso 2: Mezcla los elementos

Primero, mezcla el bicarbonato de sodio, el vinagre blanco y el agua ardiente en un bol. Ahora, añada el jabón líquido para platos y revuelva hasta el momento en que se disuelva completamente.

Ponte los guantes y empapa un paño u otra esponja en la solución. Entonces, resfrege delicadamente las puertas por la área.

Vinagre blanco y agua

Solo precisas emplear vinagre blanco y agua ardiente. Hay que diluir bastante el vinagre con el agua y aplicarlo de esta manera que el jabón neutro.

  • Limpia las puertas con un paño despacio, o aun algodón, para estar seguro de no dañar la puerta
  • No emplees estropajos en tanto que podrías rayar una parte de la laca y perder en la puerta
  • Mantén la puerta en un espacio sombreado, por el hecho de que tienden a amarillear con el sol.
Configuración