Saltar al contenido

Cómo limpiar rejas de hierro negras

Si busca una manera eficaz de remover la mugre y el óxido de sus barras de hierro negro, está en el sitio preciso. Las puertas de hierro negro son una increíble opción para añadir seguridad y estilo a su hogar, pero tienen la posibilidad de ser bien difíciles de sostener si no se cuidan apropiadamente.

Empezando con la limpieza, es esencial que primero elimines la mugre o la mugre. Para realizar esto, puede utilizar una manguera de jardín para enjuagar las puertas y cerciorarse de que todas y cada una de las áreas estén mojadas. Entonces, coloque un limpiador familiar despacio con un cepillo de cerdas suaves, haciendo un trabajo en pequeñas partes para cerciorarse de que la área esté absolutamente cubierta.

Limpieza de puertas de hierro negro: de qué manera eliminar el óxido y las máculas

Las puertas de hierro forjado acostumbran a verse perjudicadas por el óxido y las máculas, pero transcurrido un tiempo y la utilización conveniente, es viable quitarlas de manera fácil. Para remover el óxido, primero hay que adecentar la plancha con una solución de vinagre y agua. Entonces hay que utilizar una cubierta de pasta para limpieza de hierro y dejar secar. Una vez que la pasta se haya secado, la plancha debe enjuagarse con agua y secarse con un paño. Para remover las máculas, hay que utilizar una solución de vinagre y agua en el área perjudicada y frotar delicadamente con un cepillo de cerdas suaves. Entonces, la plancha debe enjuagarse con agua y secarse con un paño.

El hierro es un material que se oxida de manera fácil, con lo que es esencial limpiarlo con cierta frecuencia para eludir daños. Existen varios métodos para adecentar la plancha de manera eficiente:

También te puede interesar  Cómo hacer energia limpia en casa

Trucos para adecentar la plancha

Hay trucos espectaculares para adecentar mejor las barras de hierro. Primeramente, ciertas planchas esmaltadas se limpian mejor con una mezcla de agua y lejía. No todos, pero puedes evaluar ciertos. Resfrege con una esponja dura y evite frotar la almohadilla.

¿Qué debo llevar a cabo a fin de que la plancha se queme en el momento en que la limpio?

Si deseas que tus elementos de hierro queden relucientes tras limpiarlos, entre las resoluciones mucho más funcionales es limpiarlos con una mezcla de bicarbonato de sodio y limón. Humedezca el bicarbonato de sodio en agua y añada unas gotas de limón para hacer una pasta. Coloque esta mezcla al objeto de hierro oxidado y déjelo descansar a lo largo de la noche. Al día después, resfrege con un cepillo para remover los restos oxidados. Esto dejará tu objeto de hierro refulgente y libre de óxido.

Para remover de forma eficaz el óxido de los elementos de hierro, revuelva bicarbonato de sodio con limón para hacer una pasta. Coloque esta mezcla al producto y déjelo descansar a lo largo de la noche. Al día después, resfrege con un cepillo para remover cualquier resto oxidado y dejar el producto refulgente y libre de óxido.

¿Qué materiales precisas y cuál es el trámite?

El hierro esmaltado necesita que emplees lejía para limpiarlo. Combinar esta substancia con agua hasta conseguir una solución correcta que no afecte el acabado de las piezas. En este momento, sumerja una esponja en el líquido y empieze a fregar.

Jamás hagas este paso con un cepillo de metal o una esponja con cerdas de alambre. Esta textura puede tratar mal la área y dejarla en peor estado o muy rayada. Si lo crees oportuno, añade vinagre a este truco para impulsar su efecto.

Configuración