Saltar al contenido

Cómo limpiar septum recien hecho

Hace una semana fui a devolver un vestido, por curiosidad entré en una tienda de piercings a preguntar el valor del septum… Y salí poniéndolo. De esta forma resumo de qué forma terminé con un arete en la nariz el primer día de la semana sin planearlo.

Lo cierto es que no era tan orate, tenía muchas ganas de ponérmelo y se encontraba segura de que me haría un tabique, pero claro el mal me tiraba un tanto para atrás. Soy una de aquellas personas que lloran en el momento en que se depilan las cejas y les duele la nariz, conque sabía que por lo menos debería estar borracho para ponerme los aretes, pero no debía llevarlo a cabo. Fue tan veloz y también inesperado, con un subidón de adrenalina tan fuerte que todo salió de la orden de Milhouse. Sin darme cuenta, ahora había dicho que sí, la pequeña se encontraba abriendo el orificio y diciéndome “Ana, cariño, coloca tu cabeza aquí”. Y no podía regresar a bajar (tampoco deseaba).

Precaución del piercing

La manera más óptima de hacerse un piercing es asistir a un centro experto en piercing. Una vez efectuado el piercing, hay una sucesión de consejos que se tienen que proseguir para sanarlo, hasta el momento en que el piercing sea exitoso sin inficionarse. Exactamente el mismo profesional te va a dar estas sugerencias el día que te hagas el piercing, pero jamás está de sobra recordártelo:

La limpieza es primordial para eludir la infección del piercing, y apresurar el desarrollo de cicatrización del piercing. perforación

También te puede interesar  Cómo limpiar alfombras de lana de pelo largo

Corta el vendaje a tu medida

Verifica si el vendaje es bastante largo para tapar el orificio. Si es requisito, recorta los bordes a fin de que se adhiera a la piel unos milímetros.

La parte adhesiva del apósito no debe adherirse de manera directa al orificio, salvo a la piel circundante. En caso contrario, sacar el vendaje tras una actividad puede ser bien difícil, lamentable e inclusive arriesgado.

4- NO TE LO QUITES NI DEMASIADO

Si te quitas el piercing en el hogar mientras que está cicatrizando, no vas a poder regresar a ponértelo y si logras ponértelo en , introducirás bacterias, ocasionando una viable infección.

El alcohol, el peróxido de hidrógeno y la povidona yodada no se aconsejan para lesiones abiertas, puesto que matarán las células de cicatrización y retrasarán la cicatrización. Las cremas antibióticas no se aconsejan en el desarrollo de cicatrización habitual puesto que pierden su efectividad mucho más adelante.

La perforación de Daith, asimismo famosa como perforación de la jaqueca, es una perforación efectuada en entre los cartílagos internos de la “columna de hélice” de arriba. el trago Este piercing cubre una parte de la curva del cartílago entre el exterior y el interior.

Configuración