Saltar al contenido

Cómo limpiar un abrigo de paño en casa

Es hora de sacar del armario la ropa de invierno para tenerla a mano. Si no tuvimos precaución de sostenerlo desbloqueado y cubierto el año pasado, es mucho más posible que acabemos con una cubierta llena de polvo y mugre. En estos momentos bien difíciles de crisis en los que vivimos todos, teñir la ropa en ocasiones es tan costoso que pensamos tanto en ello que amontona mucha mugre. Es entonces, en el momento en que es requisito y realmente útil, salvar todo lo aprendido de la sabiduría de nuestras abuelas, para de esta manera ahorrar dinero, puesto que asistir a expertos era un lujo guardado a escasos. El día de hoy deseamos comunicar contigo la manera en que se limpiaban anteriormente las prendas de lana y enseñarte de qué manera adecentar un sobretodo en el hogar.

Primeramente, cepillamos bien el abrigo o chaqueta, sacando todo el polvo que logre haber allí. Cogeremos un bol con agua tibia y le vamos a poner un chorro espléndido de amoníaco, entonces con un cepillo pequeño cepillaremos las ubicaciones mucho más descuidadas, como el cuello y los puños, asimismo lo vamos a hacer donde haya alguna mácula. Una vez cepilladas estas zonas, cogemos un paño limpio que absorba bien, como algodón o hilo, y lo ingresamos en el agua con amoníaco, cuidando que escurra bien. Vamos a pasar la lona por todo el abrigo que antes hemos estirado sobre una mesa, para mayor tranquilidad.

Otra Opción Es Lavar A Mano Con Amoníaco O Con Un Cubo De Agua Y Detergente

Si tu abrigo está debajo, mete las pelotas de tenis en la lavadora. Batirán el pelaje y van a mover las plumas, lo que evitará que la ropa se apelmace. Si bien parezca una tontería, es primordial revisar que los bolsillos del abrigo están vacíos antes de lavarlo. Puede hallar dinero, auriculares u otros productos que tienen la posibilidad de dañarse a lo largo de la limpieza.

También te puede interesar  Cómo limpiar bien los cristales de las gafas

Sus datos no van a ser cedidos a terceros en ningún caso sin su autorización. El desarrollo de secado se puede prolongar a través de múltiples ciclos de secado y, en el momento en que haya terminado, retire la cubierta de la secadora y esponje a mano, descartando el exceso de agua. Entonces, reitera el período hasta el momento en que la prenda esté absolutamente seca. Cuando el abrigo esté limpio, cuélgalo en algún rincón que esté bien ventilado, como el patio o la terraza.

¿Se tienen la posibilidad de lavar los abrigos en la lavadora?

La contestación es obvia. Y, lo que es mucho más, puedes llevarlo a cabo sin hacerles daño. A pesar de que los abrigos semejan prendas frágiles, son lavables a máquina. Lo fundamental si vas a eliminar el aparato es comprender qué género de programa emplear y si hay modelos que se logren emplear para el género de tejido del abrigo. De igual forma, es conveniente leer la etiqueta de la prenda, puesto que señala la mejor forma de lavar el producto sin dañarlo, por el hecho de que no es exactamente lo mismo un sobretodo de lana que un gabán de plumas.

Y, como es natural, no olvides adecentar la lavadora. Esto se origina por que si la lavadora no está limpia y en perfectas condiciones, las capas tienen la posibilidad de estropearse y lograr que salgan del electrodoméstico con mal fragancia. Una aceptable forma de llevarlo a cabo es con vinagre y bicarbonato de sodio, un antídoto natural que sostiene el dispositivo limpio y seguro de bacterias y moho. Además de esto, asistirás a sostener el aparato.

También te puede interesar  Cómo limpiar los mocos secos a un bebe

Lavar a mano un sobretodo de lona

En este momento veremos como se limpia a mano un sobretodo de lona. Esta vez, ya que no frecuenta haber un cubo o palangana suficientemente grande para sumergir todo el abrigo, lo mucho más cómodo es llevarlo a cabo en la bañera.

Cerciórate de que el abrigo esté húmedo y límpialo siempre y en todo momento con agua fría. Emplea asimismo detergente para lavar a mano las prendas frágiles, y más que nada impide la utilización de suavizantes.

Configuración