Saltar al contenido

Cómo limpiar un anillo de oro en casa

Las joyas de oro son una apuesta segura, puesto que este material no perderá su apreciado brillo, pero puede mancharse. ¿Listo para estudiar a adecentar el oro? Lea atentamente y coloque los próximos consejos para volver a poner sus anillos, aretes, collares y relojes de oro a su fachada original.

El oro se mancha y puede amontonar impurezas con la utilización períodico ¡Pero deja de preocuparte! En Ruz Joyeros poseemos la mejor solución a fin de que el oro reluzca y se vea como el primero de los días:

Mucho más consejos sobre de qué forma sostener las joyas de oro blanco

Algo que siempre y en todo momento aconsejamos no emplear cáusticos o artículos abrasivos que tienen la posibilidad de dañar sus joyas de oro blanco. De cualquier manera, no es conveniente sumergirlas en agua clorada, esto significa que tienes que quitarte las joyas antes de nadar en una piscina clorada, de este modo evitarás que se estropeen.

Si tras la limpieza observas que tu joya prosigue muy dañada, lo destacado es restaurarla con un nuevo baño de rodio. Para esto, puedes aproximarte a alguno de nuestras boutiques, nuestro aparato lo valorará y lo someterá a un nuevo baño de rodio en nuestros talleres, recobrando de esta manera su brillo y hermosura natural.

Pasos para adecentar joyas de oro

En el momento en que tengamos todo lo preciso para adecentar nuestras joyas, echamos agua y jabón en entre los 2 recipientes. En este momento cogemos el cepillo de dientes y removemos el agua saponácea hasta el momento en que lleve a cabo espuma.

En el momento en que la mezcla esté lista, sumergimos las joyas que deseamos adecentar y las dejamos en el envase a lo largo de 15-20 minutos.

También te puede interesar  Cómo limpiar una piscina de plastico

¿De qué manera adecentar el oro?

En el momento en que se charla de joyería se acostumbra meditar en un material específicamente: el oro. Este metal es el mucho más usado para llevar a cabo joyas, y frecuentemente las piezas se desarrollan únicamente con él.

Asimismo hay otros metales y piedras que tienen la posibilidad de acompañarlo, como los tradicionales diamantes en anillos de deber, atentos y colgantes, o aleaciones que dan un tono de oro diferente al clásico amarillo.

Configuración