Saltar al contenido

Cómo limpiar un huerto de malas hierbas

A fin de que el trabajo y esfuerzo de adecentar y eliminar las malas yerbas sea un trabajo que perviva en el tiempo y dure, puedes tomar ciertas medidas precautorias para frenar nuevamente su desarrollo.

Esto se puede poder utilizando un producto químico o poniendo lonas resistentes a las malas yerbas.

Remover zarzas y maleza

Las zarzas son un auténtico inconveniente: estas lianas espinosas son muy invasoras y forman espesos matorrales. Es bien difícil destruirlas, puesto que tienen una poco afortunada inclinación a multiplicarse por puesta o esqueje y la mucho más pequeña rama o remanente puede lograr que vuelva a mostrarse una indeseada zarza…

Comienza por emplear una desbrozadora con cuchillas (mucho más eficiente contra las zarzas que una desbrozadora de alambre, pero asimismo mucho más dañina), y retire los escombros sobre la marcha (llévelos a un centro de supresión de restos o quémelos).

– SUDAR CON PERIÓDICO

Las malas yerbas se tienen la posibilidad de sofocar apilando unas hojas de periódico sobre las ubicaciones donde deseamos quitarlas, no es requisito eliminar las malas yerbas primero. Una vez puesto, lo remojamos bien. Encima puedes añadir mucho más tierra o acolchado para disimular el papel, pero lo cierto es que solamente medrará en el momento en que la hayas plantado por el hecho de que el sol no va a poder germinarlas.

Hay herramientas que nos asisten a batallar las malas yerbas, como un deshierbador, una herramienta de deshierbe que nos asiste a remover la parte aérea de la mayor parte de las plantas herbáceas. Para yerbas con raíces mucho más profundas o con rizomas, si deseamos matarlos, debemos removerlos totalmente de raíz, tenemos la posibilidad de emplear esta herramienta. Ubicamos el pie sobre esta placa de acero y movemos las cuchillas de acero al carbono en torno a la planta, virando y tirando para eliminar la yerba sin plegar el mango.

También te puede interesar  Cómo limpiar vasos de cristal manchados

Weeder

Menos complejo que la gubia, el weeder es como una pequeña azada, pertrechada con una doble hoja en el radical, por norma general de manera cuadrada y horquilla. Gracias a su precisión y tranquilidad, la escardadora es una increíble herramienta para remover y eliminar selectivamente las malas yerbas, en proporciones mayores que la gubia de jardín.

Desmalezar el hoyo

Entre las tareas que forma una parte del cuidado de cualquier huerto o jardín es cultivar el injerto por las ubicaciones desvistes del suelo para por ende, corte las raíces de las malas yerbas y consiga tierra seca, lo que impide la germinación de las semillas de malas yerbas. Esta actividad se efectúa mejor en días secos a fin de que las malas yerbas eliminadas a la área se deshidraten, se arruguen y mueran.

Las malas yerbas que tienen la posibilidad de desarrollar raíces profundas se quitan mejor a mano. En días de lluvia o tras regar en abudancia, la tierra queda blanda y esto posibilita el arranque terminado de las yerbas. En la situacion de malas yerbas que medran entre los huecos del sendero, es preferible frotar con un cuchillo, una hoz o una hoz viejos. Asimismo se aconseja utilizar herbicida tras la limpieza para eludir que las malas yerbas vuelvan a medrar.

Configuración