Saltar al contenido

Cómo limpiar un piercing recien hecho

Extigma en colaboración con Atacama Perros ha establecido un sistema que te facilita llevar a cabo una donación toda vez que realizas una compra en línea en nuestra tienda.

De qué manera sanar un piercing en la oreja punto por punto

La primera cosa que tienes que tener en consideración antes de asistir al instante de la higiene y curación es que tienes que ponerte a cargo de un experto. En el momento en que desees entender de qué forma sanar un piercing en la oreja, tienes que tener en consideración el género de oreja que usarás para tu primer calce. A fin de que el piercing no ocasione inconvenientes de infección, puedes escoger el frecuente pendiente de acero quirúrgico sin diseño, o llevar tu piercing de oro de 18 Kt como los que hallarás en la sección de “atentos de oro” de MUMIT. Siguiendo estos consejos comprobarás que el desarrollo de curación es considerablemente más llevadero.

Si ahora tienes un piercing, la higiene es el segundo punto más esencial a tomar en consideración en el momento de buscar de qué manera proteger un piercing en la oreja:

¿De qué forma adecentar un piercing?

Las perforaciones tienen que limpiarse intensamente y con cierta frecuencia para eludir infecciones. Se aconseja llevarlo a cabo con agua y jabón neutro, y usar un cepillo de dientes despacio para remover las bacterias. Asimismo es esencial secar bien el piercing tras limpiarlo.

La manera más óptima de eludir que el piercing del ombligo se infecte es que la región esté limpia y libre de bacterias. Se aconseja lavar el piercing con agua y jabón antibacterial un par de veces cada día y tras cada baño. Asimismo es esencial no tocar el orificio con las manos descuidadas.

También te puede interesar  Cómo limpiar las puertas de la cocina

Limpieza del piercing

La limpieza es primordial para eludir la infección del piercing, y apresurar el desarrollo de cicatrización del mismo.

La forma mucho más simple de proteger tu piercing sin infectarte es lavarlo con agua y jabón; puede ser un jabón antibacterial particular o un jabón de baño habitual.

Humedece tu piercing con abundante agua (preferentemente en la ducha)

Configuración