Saltar al contenido

Cómo se limpia el oro blanco

Algo que siempre y en todo momento aconsejamos es eludir la utilización de artículos cáusticos o abrasivos que logren dañar el oro blanco de tus joyas. De cualquier manera, no es conveniente sumergirlas en agua clorada, esto significa que tienes que quitarte las joyas antes de nadar en una piscina clorada, de este modo evitarás que se estropeen.

Si tras la limpieza observas que tu joya prosigue muy dañada, lo destacado es restaurarla con un nuevo baño de rodio. Para esto, puedes aproximarte a alguno de nuestras boutiques, nuestro aparato lo valorará y lo someterá a un nuevo baño de rodio en nuestros talleres, recobrando de este modo su brillo y hermosura natural.

¿De qué forma adecentar el oro blanco?

Para adecentar tus joyas de oro blanco, lo que tienes que tomar en consideración es que no tienes que rayar ni dañar la cubierta superficial que las circunda, llamada rodio.

El rodio es una cubierta protectora que se aplica a las joyas. Este se hace cargo de ofrecer esa imagen de brillo y una parte lisa y sin impurezas. Es un aspecto fundamental a tomar en consideración en tanto que es el que hace aparente el reflejo en esta clase de piezas de oro blanco. Indudablemente, es un aspecto que resalta el buen trabajo y esfuerzo puesto en la creación de la joya.

4- Enjuagar y secar las joyas

En el momento en que la hayamos limpiado bien con el cepillo de dientes, sumergiremos la joya en el otro envase con agua ardiente y la vamos a dejar unos minutos.

Ahora, lo secaremos delicadamente con una gamuza o un paño despacio.

También te puede interesar  Cómo bloquear teclado para limpiarlo

Introducción del Producto

Si es requisito, vacíe el agua del envase y refrésquelo para un segundo enjuague. Es muy habitual que las joyas de oro blanco (precaución, anillos de deber, pulseras, etcétera.) con el paso del tiempo amontonen restos de crema, jabón y mugre… Conque si tienes ganas de saber de qué forma adecentar joyas de oro blanco, prosigue estos prácticos consejos a fin de que tus joyas vuelvan a relucir como el primero de los días. Realice esta limpieza a lo largo de 5 a diez minutos y después enjuague la cadena de oro blanco y el resto de las joyas con agua no muy caliente para remover los restos de la pasta. Al final, séquelos con un paño despacio para volver a poner su brillo habitual.

Para comprender de qué manera adecentar los anillos de oro, aconsejamos emplear vinagre o limón. Pero este género de limpieza solo se tiene que hacer en piezas de oro blanco que tengan un rodio espeso y abultado. O sea, la combinación de distintas metales que representan un producto homogéneo que da como resultado el oro blanco. En medio de estos metales logramos hallar el oro amarillo y otros metales blancos como la plata, el paladio o el níquel. La calidad de la joya va a depender del porcentaje de oro amarillo que tenga dentro.

De qué manera adecentar sus joyas de oro blanco CON piedras o gemas

Habitualmente, sus joyas de oro blanco están engastadas con piedras hermosas duras como diamantes o rubíes.

No obstante, hay piedras hermosas mucho más suaves y frágiles, como el ónix o las perlas, que no se tienen que remojar en agua saponácea.

Configuración