Saltar al contenido

Cómo se limpia una pulsera de plata

Emplea una pasta dentífrica que no sea blanqueadora ni particular para el sarro, puesto que esta clase de pastas bucales tienen elementos abrasivos que tienen la posibilidad de dañar un tanto la plata. Sí, se aconsejan los elaborados con base de bicarbonato. Para acabar, enjuaga las piezas con abundante agua.

Este es quizás el truco de lavado de dinero más frecuente. Prepara medio vaso de agua ardiente y añádele una cucharada de bicarbonato de sodio. Revuelva hasta el momento en que se forme una pasta consistente. Añadir un chorrito de vinagre. Añada sus cosas de dinero a la mezcla. Deje descansar a lo largo de 5 minutos y después limpie con un cepillo de dientes despacio viejo.

Ponerse joyas de plata tras arreglarse

La mejor sugerencia es maquillarse, peinarse y aplicarse perfume primero. Esto impide que el dinero entre en contacto con substancias que podrían dañarlo. La plata es un metal reactivo y es mucho más posible que la plata se vuelva negra en el momento en que entra en contacto con artículos químicos.

De qué forma adecentar dinero con bicarbonato de sodio y aluminio

Este truco es muy efectivo, y es conveniente para dinero que está bastante sucio. Pero si el dinero está muy sucio, te sugerimos que uses una combinación de distintas técnicas que te enseñamos ahora.

Antes de nada debemos confirmarnos de tener el próximo contenido:

Adecentar dinero con vinagre

Es un truco efectivo para adecentar con vinagre, pero es solo útil para joyas que no estén muy descuidadas.

Hay que poner las joyas en un bol pequeño y llenarlo con vinagre hasta el momento en que queden bien cubiertas. Entonces se tienen que dejar descansar unos minutos, y hay que eliminar con una acre no metálica. Para acabar, aclarar con abundante agua y frotar con un paño seco.

También te puede interesar  Cómo limpiar bidon de agua

Elementos

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (diez g)
  • ¼ taza de vinagre blanco (62 ml)
  • (2)

    tixag_14) Añade de a poco el bicarbonato de sodio al vinagre blanco (apreciarás la efectividad).

  • Una vez diluido todo, sumerge los elementos de plata o frota el producto con el apoyo de un paño limpio.
  • Finalizar puliendo con un paño seco y, si es requisito, reiterar el desarrollo.
Configuración